Av. Concón Reñaca 263, local 21, Concón, Valparaíso, Chile

November 23, 2017

Please reload

Entradas recientes

El Yin y el Yang

November 23, 2017

1/3
Please reload

Entradas destacadas

Acupuntura y Cáncer. Un nuevo estudio reinicia el debate (traducción de Nature)

December 11, 2017

 

              Uno de los ensayos clínicos más grandes jamás realizados sobre si la acupuntura puede aliviar el dolor en pacientes con cáncer ha reavivado un debate sobre el papel de esta técnica cuestionada en la atención del cáncer. Los oncólogos, que realizaron un ensayo de acupuntura real y simulada en 226 mujeres en 11 diferentes centros oncológicos en Estados Unidos, dicen que sus resultados, presentados el 7 de diciembre en el San Antonio Breast Cancer Symposium en Texas, concluyen que el tratamiento reduce significativamente el dolor en mujeres que reciben terapia hormonal para el cáncer de mama. Sugieren que podría ayudar a los pacientes a seguir sus tratamientos para el cáncer, lo que podría mejorar las tasas de supervivencia. Pero los escépticos dicen que es casi imposible llevar a cabo ensayos rigurosos doble ciego de acupuntura.

 

 

                       El interés en la acupuntura ha aumentado debido a las preocupaciones sobre el uso de  opioides el alivio del dolor, los cuales pueden tener efectos secundarios desagradables y son extremadamente adictivos. Muchos centros oncológicos en los Estados Unidos, por lo tanto, ofrecen terapias complementarias para aliviar el dolor. Casi el 90% de los centros de cáncer designados por el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU sugieren a sus pacientes probar la acupuntura, y algo más del 70% lo ofrecen como un tratamiento para los efectos secundarios. Eso horroriza a los escépticos, como Steven Novella, neurólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale y fundador del blog Science-Based Medicine. "La acupuntura no tiene base científica", dice; recomendarlo es "decirle a los pacientes que la magia funciona". Pero Dawn Hershman, oncóloga del Centro médico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, decidió investigar si la acupuntura podría ayudar a reducir el dolor causado por los inhibidores de la aromatasa, uno de los tratamientos más comúnmente utilizados para el cáncer de mama. Estos medicamentos reducen los niveles de estrógeno y, cuando se toman entre cinco y diez años, reducen el riesgo de recurrencia del cáncer. Pero causan efectos secundarios, especialmente dolor parecido a la artritis, que puede causar que hasta la mitad de las mujeres tomen la medicación irregularmente o que dejen de tomarla por completo.

 

Alivio significativo

Después de que un pequeño ensayo en Columbia mostrara resultados positivos, Hershman y sus colegas realizaron uno más grande. Las 226 mujeres se colocaron en uno de tres grupos: uno que recibió acupuntura; otro que recibió un tratamiento simulado en el que se insertaron agujas en puntos que no son de acupuntura, menos profundamente en la piel; y un tercero que no recibió tratamiento.

Los investigadores entrenaron a los acupunturistas para brindar tratamientos consistentes. A las mujeres se les pidió que registraran sus niveles de dolor. Después de un ciclo de tratamiento de seis semanas, el "peor dolor" en el grupo de acupuntura real fue aproximadamente un punto inferior en una escala de cero a diez que en los grupos simulados o sin tratamiento. Este es un efecto estadísticamente significativo, y mayor del que se ve con alternativas como la duloxetina, un antidepresivo que se usa para ayudar a reducir el dolor en personas con cáncer. Mientras tanto, el porcentaje de participantes cuyo dolor mejoró en al menos dos puntos (que Hershman describe como un cambio "clínicamente significativo") casi se duplicó, siendo alrededor del 30% en ambos grupos de control y 58% en el grupo de acupuntura real. A diferencia de la duloxetina, los beneficios persistieron después de que el ciclo de acupuntura había terminado. Hershman concluye que la acupuntura es una "alternativa razonable" a los medicamentos recetados, como duloxetina u opiáceos, ninguno de los cuales fue parte de este estudio.

 

Rollin Gallagher, director de investigación sobre políticas de dolor en la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, y editor en jefe de la revista Pain Medicine, da la bienvenida al ensayo. "Estos son metodólogos cuidadosos", dice. "Existe evidencia de moderada a buena en los ensayos clínicos para la acupuntura ahora, y esta es otra contribución".

 

 

¿Efecto placebo?

                  Pero los escépticos han criticado la investigación. Sin importar qué tan riguroso fue el ensayo en otros aspectos, los acupunturistas sabían si estaban entregando tratamiento real o simulado, dice Edzard Ernst, profesor emérito de medicina complementaria en la Universidad de Exeter, Reino Unido.

Esto podría haber influido en cómo respondieron los destinatarios, dice. "Me temo que este es otro ensayo que sugiere que la acupuntura es un 'placebo teatral'". Pero Jun Mao, jefe de medicina integrativa en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center en la ciudad de Nueva York, dice que los ensayos de acupuntura como el de Hershman están mejor ocultos que los estudios de enfoques como los cuidados paliativos, la terapia cognitiva conductual o el ejercicio, en los que los participantes inevitablemente saben qué tratamiento están recibiendo Los escépticos "aceptan los resultados estos estudios fácilmente, pero hacen un caso especial contra la acupuntura", dice. "No es justo usar ese único argumento para cerrar este campo".

 

Gallagher dice que muchos estudios sugieren que la acupuntura desencadena cambios neurofisiológicos que son relevantes para el dolor, en afecciones desde el síndrome del túnel carpiano hasta la fibromialgia. La integración de la acupuntura en la atención médica convencional, en lugar de externalizarla a acupunturistas independientes, y tal vez no regulados, minimiza el riesgo de otorgar autoridad a los profesionales no científicos, dice. "Es por eso que tenemos que incorporarlo". Para Hershman, las preocupaciones de los escépticos arriesgan el de perder de vista lo que es mejor para los pacientes. "Decir que algo que es farmacológico es mejor, cuando causa toxicidades horribles, también es problemático", dice ella. Con la acupuntura, "tratamos de hacer el estudio más riguroso que pudimos". Al final del día, si mantiene a alguien en sus medicamentos o mejora la calidad de su vida, entonces vale la pena ".

 

Fuente: Nature.com

 

.

Share on Facebook
Share on Twitter